Este fue un viaje muy especial: ¡el primero que haría sola!
Estos son los rincones de Bilbao que más me gustaron.

museo-guggenheim-bilbao-euskadi

El Museo Guggenheim de Bilbao

1. El Museo Guggenheim de Bilbao

Puede que no os guste el arte contemporáneo pero, desde luego, el Museo Guggenheim demuestra cómo la arquitectura puede convertirse en el emblema de una ciudad. Este enorme barco recubierto de escamas no deja indiferente y tanto el floreado Puppy como la aterradora Mamá son dignos de visitar. A paso también os encontraréis la Universidad de Deusto.

Las exposiciones y el interior me parecieron aún más impresionantes, así que aunque no entendáis de artistas “modernosos”, aunque no seáis amantes de la arquitectura, os recomiendo que cojáis la audioguía del museo que resulta muy interesante ya que os explicarán todos los secretos del edificio y las locuras que se le pasaron a Frank Gehry por la cabeza para diseñar esta peculiar construcción.

ria-nervion-bilbao-euskadi

Ría de Nervión

2. El teatro Arriaga y la Ría de Nervión

Se trata de uno de los edificios, para mí, más bonitos de la ciudad. De estilo neobarroco, se encuentra además a un paso de la Ría de Nervión (o de Bilbao) y la verdad es que la panorámica es preciosa tanto de día como de noche.

No muy lejos también os encontraréis el Ayuntamiento de Bilbao. Actualmente se está proyectando la construcción de otro proyecto arquitectónico vanguardista ya que a la antigua Casa Consistorial, de estilo afrancesado, se le sumarán dos nuevos edificios. ¡Habrá que verlo! 😉

casco-viejo-bilbao-euskadi

Casco Viejo de Bilbao

pintxos-bilbao-euskadi

Pintxos

3. De tapeo por el Casco Viejo

Al igual que en muchas otras ciudades de la península, el Casco Viejo de Bilbao, conocido también como “Las 7 calles”, todo empedrado, es encantador. Además es el lugar perfecto para un poco de relax e irse de vinos y pintxos (¡para eso estamos en Euskadi!)

A un paso también tenéis la posibilidad de visitar el bonito Mercado de la Ribera, antiguamente Plaza del Mercado, que ha sido recientemente reformado y se ha convertido ahora en el mayor mercado cubierto de Europa.

gran-via-bilbao-euskadi

Gran Vía de Bilbao

4. De compras por la Gran Vía de Bilbao

Si tenéis ganas de ir de shopping, pasear por la Gran Vía Don Diego López de Haro (Gran Vía) es un plan perfecto ya que se trata de una de las mayores calles comerciales y, de paso, es perfecta para “turistear” algo también ya que os encontraréis con varios edificios peculiares de principios del siglo XX como el Edificio Sota, la Casa Lezama-Leguizamón, el edificio del Hotel Carlton, el Palacio Chavarri y el Palacio de la Diputación Foral.  Al final de la Gran Vía (en dirección al Casco Viejo) podréis ver también la bonita estación de Tren de Abando con su preciosa vidriera.

 

estacion-bilbao-abando-bilbao-euskadi

Estación de Bilbao-Abando

5. Las estaciones de metro diseñadas por Norman Foster

De las cosas que más destacaría de Bilbao, que me llamaron mucho la atención, fue su vitalidad y amor por la modernidad. Se trata de una ciudad en constante movimiento, con deseos de siempre avanzar. Si el Guggenheim fue una apuesta arriesgada, Bilbo sigue apostando por la vanguardia sin perder su elegancia. Las nuevas estaciones “cueva” de Sarriko y San Inazio son prueba de ello.

2 Respuestas

Deja un comentario