Viajera (Foto: Internet)

Viajera (Foto: Internet)

Antes de nada, he de avisar a mi hermana, 1MadreinItaly, que ni se le ocurra acercarse a este libro ya que, con lo aprehensiva que es ella, dejaría de salir de casa, jajaja.

Encontré este libro de lo más bizarro, Guía para mujeres que viajan solas, publicado en 1998, por la autora estadounidense Sheila Swan, de casualidad el otro día en la biblioteca y pudo con mi curiosidad.

Os resumiré a grandes rasgos de qué va el libro resumiendo los consejos más molones y las cosas más increíbles que encontré en este manual que supuestamente nos va a dar consejos sobre sentirnos seguras.

Capítulo 1. Preparación de viaje.

Me parece bien…

  •        Que se hable de la preparación de un buen botiquín.

–        Dejar un juego de llaves de tu casa, el recorrido que vas a hacer y posibles números de contactos a tus familiares por si pasase algo (aunque hoy en día gracias a los móviles pueden contactar contigo sin problema. Encuentras cobertura e incluso a veces wifi hasta en lugares de lo más remoto).

–        Llevar fotocopias de toda tu documentación (supuestamente si pierdes algo o te roban todo es más sencillo teniendo copias. Nunca he tenido que recurrir a ello pero sí que lo suelo hacer).

–        Ir con bastantes horas de antelación al aeropuerto.

–        Llevar dos maletas y facturar la que contenga las cosas menos valiosas. (Justo reafirmando mi teoría 😉 )

Pero, ¿qué me estás contando?

  •        Llevar un vestido negro largo por si te conoces a un diplomáticos o te invitan a la sinfónica. (Está claro que los yankis tienen otro visión de la elegancia…).

–        Llevar un anillo de casada y una foto de tus hijos (o de unos niños si no tienes) porque puede ser ¿muy útil? Lo del anillo de casada, confirmo que no funcionó y lo otro… ¡me quedo a cuadros! 0_o

Portada del libro (Foto: skandal00)

Portada del libro (Foto: skandal00)

 

Capítulo 2. En Marcha

Me parece bien…

–        Llevar una sábana de viaje (por si duermes en lugares en los que te da mucho miedo y/o asco meterte en la cama. He vivido momentos así).

–        Apartar algo de dinero por si tienes algún apuro y para el regreso (Muy recomendable, doy fe).

–        Llevar tapones (y antifaz, en mi caso) para poder descansar bien sea dónde sea.

 

Capítulo 3. Dinero y engaños

Me parece bien…

  • Cambiar dinero en sitios oficiales: oficinas de cambio, aeropuertos, bancos (Mejor que andar trapicheando con cualquiera, ¡está claro!)
  • Tener cuidado con los taxistas (Menos mal que nunca me ha pasado nada en ese sentido pero varios amigos viajeros ya me han contando unas cuantas anécdotas feas. Sólo me metí en un taxi sola en el extranjero un par de veces y porque amigos autóctonos me eligieron el taxi y negociaron la tarifa…)

 Pero, ¿qué me estás contando?

  • No dejar de estar alerta en todo momento y estar lista para escapar corriendo. Esconder nuestro pasaporte, que nadie vea nuestro nombre ni nuestra nacionalidad (Empiezo a sospechar que esta mujer está un poco paranoica de más…).
Cómo he podido vivir sin saber de su existencia! (Foto: skandal00)

Cómo he podido vivir sin saber de su existencia! (Foto: skandal00)

 

Capítulo 4. Consejos para las conductoras

Me parece bien…

  • No parar en cualquier lugar ni en gasolineras ó parkings que parezcan sacados de una peli de terror y tener cuidado con cerrar las puertas (yo diría que eso tanto sea en casa como en el extranjero)

Pero, ¿qué me estás contando?

  • Viajar con un… ¡¿Safe-T-Man?!  (Busco en Internet, me encuentro con el anuncio de un muñeco hinchable – y lloro de la risa durante casi 15 minutos intentando escribir estas líneas).

 

Capítulo 5. Cómo tratar a las autoridades

Me parece bien…

  • No poner resistencia e intentar arreglar cualquier asunto de la manera más sencilla posible (incluido, aún siendo injusto, soltar algún soborno sin rechistar si fuese necesario y aunque fastidie…)
  • Si pasa el revisor y no has comprado billete, usar la técnica de la turista bobalicona (sólo lo hice una vez pero lo pasé tan mala que ¡Nunca máis! No valgo para eso, jejeje).

Pero, ¿qué me estás contando?

  • Tener en cuenta las leyes de los países a los que se viaja en caso de viajar… ¿con revólver o armas varias?. (Está claro que sólo se le ocurren estas cosas a una americana…).
  • ¡Trucos por si acabas en una prisión extranjera! (¡Mejor paso de pensar en ello!)

Continuación

5 Respuestas

  1. Irene

    ¡Quiero viajar con esta señora! Ver cómo organiza su maleta para poner en ella el revólver y el Safe-T-Man debe ser un espectáculo.

    Responder
  2. Nair Felis Rodriguez

    Arma? Eso es un aeropuerto es un pase para la cárcel o mínimo un intenso interrogatorio. Lo del Safe-T-Man no creo que sirva. A veces no te salva ni viajar con un hombre real jaja.

    Responder
    • @skandal00

      Ya te digo. Además yo no dejo de pensar en la cara de los de seguridad del aeropuerto te cuando vayan a abrir la maleta y se encuentren con el muñeco hinchable ese, jajajajaja.

      Responder
  3. 1MadreinItaly

    Pues yo no hago nada de eso y hasta ahora me ha ido muy bien, tienes razón, prefiero no leerlo y que me hagas el resumen jajjaja

    Responder

Deja un comentario