basilica-cisterna-estambul-turquia

Basílica de la Cisterna

Una noche divertida con emigrantes españoles en Estambul

Tras un día de lo más completito, al fin me reuní con Quique. Aquella velada resultaría también de lo más curiosa…

Mi Couchsurfer resultó ser extremadamente agradable y amable. La cena fue auténtica – con Meze variados (tapillas turcas)…  ¡y entre españoles! Aquella noche me vi debatiendo de política, de la situación económica del país con un montón de gente de mi edad que había decidido emigrar a Turquía en busca de un trabajo. Muchos de ellos ya se veían viviendo en Estambul por una larga temporada y parecían contentos con su decisión. La capital está creciendo cada día a pasos agigantados así que allí, al menos, parecía haber futuro…

gran-bazaar-estambul-turquia

Gran Bazaar

Tras una fiesta improvisada en casa de uno de ellos, enseguida se me hizo tarde. Tuve que escapar de allí a  mi gran pesar. ¡Aún me faltaba mucho por ver de Estambul! Me iba feliz para el hotel después de pasar una noche tan diferente con todos ellos y de reírme un buen rato con  las chicas regateando mi taxi de vuelta…

La mañana siguiente volvía al ataque. El interior de la Mezquita Azul – como era de esperar – no me decepcionó en absoluto. Mi hermana, que ya había visitado la ciudad, me recomendó visitar la Cisterna Basílica y la verdad es que me asombró el lugar (a destacar ya que, por desgracia, con tantos viajes a mis espaldas cada día es más difícil sorprenderme).

Disfrutando del Bósforo y de un rico bocadillo de caballa

Empezó a apretar el hambre. Decidí entonces acercarme al puente Galata. Me encantó el ambiente que había por allí: gente pescando, el olor a pescado, los puestos de comida callejera llenos de gente y sobre todo los bonitos barcos flotantes dónde preparaban el Balik Ekmek (bocadillo de caballa). A día de hoy se me sigue haciendo la boca agua recordándolo… ¡Gracias por la recomendación, Quique!

Ya de regreso para el hotel decidí al fin adentrarme en el Gran Bazar. Lo que más me llamó la atención fue su tamaño, es realmente enorme y laberíntico pero, en mi opinión, se ha convertido en un lugar demasiado turístico y me defraudó un poco.

Nada más caer la noche, empezó a formarse rápidamente un bazar improvisado a unas calles de mi hotel. Empecé a ver cómo mucha gente empezaba a extender sábanas en el suelo y montaban su propio mercadillo casero…

mercadillos-estambul-turquia

Mercadillos improvisados

cachimba-istambul-turquia

Viendo fumar

Como podéis leer, cuando me voy de viaje, ¡me voy de viaje! pero mi cuerpo no aguantaba más.

De relax en Corlulu Ali Pasa Medresesi

Otro día más en una ciudad llena de contraste, que en un principio no me decía nada, y que poco a poco me iba atrapando…Tras dar unas cuantas vueltas (y es que no es tan fácil de encontrar), entre un antiguo cementerio y el Old Bazar, en unas de las calles comerciales más modernas de la ciudad, encontré el lugar del que tanto me había hablado mi hermana: el Corlulu Ali Pasa Medresesi. En este pequeño lugar perfecto para relajarse, podéis ver como los camareros pasan constantemente de un lado al otro con bandejas de té y más té, y todo tipo de gente charlando allí durante horas mientras fuman el narguile. A pesar de estar sola, el tiempo se detuvo para mí. Observaba anonadada toda aquella gente entrando y saliendo, y no podía dejar de fijarme en el señor encargado de mantener las brasas vivas para todos sus clientes, jejeje. ¡Fascinante!

4 Respuestas

  1. Miguel Ángel Otero Soliño

    Bueno tu reacción con las cisternas es muy habitual de hecho he escuchado opiniones parecidas a la tuya de mi hermano, amigos etc. En mi opinión la mezquita azul es una obra impresionante mal situada, mal situada porque pretende competir con Santa Sofia y cualquier competición con Santa sofia es dificil ya que hablamos de un edificio milenario sin comparación en el mundo.

    Responder
    • @skandal00

      Hola Miguel,
      ¿Las cisternas impresionan a muchos, jejeje?
      Bueno, Santa Sofía impacta evidentemente porque es muy particular y realmente su interior te deja abrumado pero a día de hoy la Mezquita Azul no deja de ser la protagonista de muchas de las postales que podemos ver de Istambul…
      Y verla de noche desde uno de los cruceros de Bósforo… ¡ahí es cuando se gana la palma!

      Responder
  2. Turiscuriosa

    Siempre es un placer leerte y tomo nota de estos esos lugares a los que a mí también me gustaría ir antes morir 🙂

    Por ello, he querido hacerte un pequeño reconocimiento en mi página Turiscurioseando http://ow.ly/nHLFA

    ¡Muchas gracias por tantos buenos momentos de lectura, recomendaciones y experiencias! A los por los 1000!

    Responder

Deja un comentario