volcanes-misti-chachani-pichu-pichu-arequipa-peru

Los volcanes Misti, Chachani y Pichu Pichu en el horizonte

plaza-armas-arequipa-peru

La bonita Plaza de Armas de Arequipa, la ciudad blanca

Llegada a Arequipa

Llegaría de madrugada a Arequipa tras cuantas horas de carretera (8h). Allí estaría el dueño del hotel que había apalabrado desde Nazca. Tras cruzar con él cuatro palabras, me metería enseguida en cama, rezando por saber cómo se adaptaría mi cuerpo a los 2335 metros de altura en los que se encuentra la ciudad.

A la mañana siguiente, tras un buen descanso, me desperté como si nada. Tuve la enorme suerte del que el hotel, aunque sencillo, era acogedor y me servirán en una bonita terraza con vistas a la ciudad y a los volcanes Misti, Chachani y Pichu Pichu. Un sol radiante para visitar Arequipa, la ciudad blanca, patrimonio de la Humanidad. El dueño del hotel me acompañaría cortesmente durante mi desayuno ya que parecía la única huésped del lugar. Fue de gran ayuda y a pesar de tener charlas de lo más interesantes con él, tuvimos que cortar para bajar al centro. Me acompañaría hasta la Plaza de Armas a apenas 10 min del hotel.

museo-santuarios-andinos-arequipa-peru

El Museo Santuarios Andinos, donde está guardada Juanita

Visita al museo Santuarios Andinos: la momia Juanita

A continuación me indicaría dónde estaba el museo Santuarios Andinos – en los que se encuentra la curiosa momia Juanita – antes de desearme un muy buen día. Este interesante museo se centra en el descubrimiento de la momia de una niña inca de unos 13-14 años. ¿Cómo puede ser? Pues en 1995, se descubrió este cuerpo congelado en el nevado Ampato. Debido al frío, el estado de congelación es sorprendente.
El museo, en el que no se puede realizar fotos en el interior, realiza visitas guiadas en las que se explican los sacrificios en la época inca y se expone la momia en una urna especial. La momia Juanita sólo se expone durante los meses de invierno. El resto del año podréis ver otras momias (Urpicha y Sarita) similares aunque peor conservadas.

Curiosamente durante la visita a este museo, me encontré con una pareja española que había conocido durante mi excursión a Huacachina. Decidimos entonces seguir juntos durante el resto del día. Siguiendo las recomendación que me había dando el dueño de mi hotel, cogimos un taxi para dirigirnos al otro lado del río Chili para ir a comer a la picantería La Capitana. ¡Qué gran recomendación! Nos encontramos con un mesón de comida casera en la que pudimos degustar entre muchas otras cosas el famoso rocoto relleno.

capitana-arequipa-peru

La picantería La Capitana

monasterio-santa-catalina-arequipa-peru-3

¿Estoy en Andalucía o dónde? ¡No, el monasterio de Santa Catalina!

monasterio-santa-catalina-arequipa-peru-2

El monasterio de Santa Catalina

Visita al Monasterio de Santa Catalina

A continuación, a pesar de que no tenían muy claro cómo seguir el día y qué más cosas podían visitar en Arequipa, les animé a que se viniesen a visitar conmigo el Monasterio de Santa Catalina. ¡Teníamos que averiguar si merecía tanto la pena como dice Patricia Schultz en su libro “1000 sitios que ver antes de morir”! Al entrar en el Museo se nos ofreció una guía para la visita y al ser cuatro decidimos hacer bote para contratarla. ¡Qué gran acierto! No hay ni trípticos ni indicadores para entender qué son cada unas de las salas así que fue tener un guía es vital. Lo cierto es que ¡efectivamente es una visita imprescindible de la ciudad!

El monasterio de Santa Catalina, fundado en el s. XVI y construido con piedra volcánica, es toda una ciudad dentro de la ciudad de Arequipa. Se construyó para ingresar en él a las hijas de los familias nobles españolas (en sus inicios, se necesitaba pagar una alta dote para poder entrar en él). En su interior “las afortunadas” vivían con bastante comodidad en una ciudad cuyas calles recuerdan muchísimo Andalucía por su calor, sus colores, sus flores y patios. Con el tiempo ya fueron ingresando también criollas y mestizas. Personalmente me pareció un lugar muy interesante y único.

monasterio-santa-catalina-arequipa-peru-4

Las cocinas del monasterio

patio-compania-jesus-arequipa-peru

El preciosísimo claustro de la Compañía de Jesús en Arequipa

fachada-iglesia-compania-jesus-arequipa-peru

La fachada de la Iglesia Compañía de Jesús en Arequipa

Visita a la Iglesia de la Compañía de Jesús y al mercado de San Camilo

Después de esta visita, mis compañeros de un día y yo nos separamos. Ellos querían ya regresar a su hotel mientras que yo me quedaba con ganas de aún recorrer más ciudad antes de que cayese la noche. Me iría hasta la maravillosa Iglesia de la Compañía de Jesús. Tanto su fachada como su patio interior – de estilo barroco mestizo – me parecieron preciosísimos recordándome algo a mi querida Salamanca. Afortunadamente recordé la última recomendación del dueño de mi hotel: no dejar de visitar su interior y entrar en la capilla San Ignacio. Posee unos retablos dignos del viejo Continente pero la capilla mencionada me dejó realmente alucinada: la capilla San Ignacio recoge unos murales policromados que me dejaron tan boquiabierta que no pude mejor que robarle una foto a pesar de las prohibiciones (eso sí, sin flash).

Mi última parada del día sería en el mercado de San Camilo. Los mercados son de mi predilección así que realmente disfrute de este breve paseo por este mercado local, hipnotizada por la gran variedad de productos locales y variedades imposibles de encontrar en Europa.

Al regresar al hotel, no pude menos que agradecerle a Carlos (el dueño del hotel) todas sus recomendaciones. Sin sus indicaciones quizás me hubiese perdido lo que más me gustó de Arequipa, una ciudad con una increíble solera.

cupula-iglesia-compania-jesus-arequipa-peru

La cúpula de la capilla San Ignacio (No podía sacarle foto pero era tan bonita! Perdón, perdón!!!)

mercado-san-camilo-arequipa-peru

Me encantan los mercados con 3000 variedades de papas

2 Respuestas

  1. José'nin

    Muy interesante entrada, a mi también me encanta Arequipa. Solo una cosa, el uso del condicional al principio se me hace confuso. Espero que disfrutes de tu viaje por el Perú!

    Responder
    • El Viaje de mi Vida

      Gracias por la puntualización, José. Este viaje a Perú lo realicé en el pasado mes de septiembre. Me gusta narrar mis historias con una cierta distancia… 🙂 Un saludo!

      Responder

Deja un comentario