Haz clic aquí para comprar tu guía

Haz clic en la imagen para comprar tu guía

 

 

 

 

 

Capital de Bélgica: Bruselas
Idioma:
Neerlandés (60%), Francés (35%) y Alemán (1%)

Moneda: Euro

Haz clic aquí para ver el cambio actual de divisas

 

 

1. Mapa de Bélgica y lugares que ver

¡No te confundas con Bélgica! El tamaño no importa y, personalmente, me parece LA gran desconocida de Europa. Tiene un montón de lugares preciosos que visitar (no sólo Brujas). Patricia Schultz incluye 9 lugares (2 gastronómicos).

 

2. Vuelos para Bélgica

Desde España tenemos las siguientes compañías aéreas para volar a Bruselas y Brujas:

  • Iberia
  • Aireuropa
  • Brussels Airlines

Si lo que buscas son vuelos low cost desde Madrid o Barcelona tienes las siguientes aerolíneas:

  • Vueling
  • Ryanair
  • Tuifly.be

Aquí puedes comparar también los precios a Bélgica entre las diferentes aerolíneas a través del buscador de Skyscanner.

 

3. Transporte en Bélgica

Durante mi viaje a Bélgica alquilamos un coche para recorrer el país y lo cierto es que fue muy práctico. El país es llano, las carreteras son buenas, es fácil conducir por él. ¡Podéis lograr recorrerlo de punta a punta sin ningún problema.

Si no conducís, viajar en tren por Bélgica es muy fácil. Hay muy buenas combinaciones entre las ciudades más importantes: Bruselas está muy bien comunicada con Gante, Brujas o Amberes. Y así os quitáis la preocupación de buscar dónde aparcar.

Moverse en bus ya es más complicado porque no hay tanta frecuencia.

 

4. Qué visitar en Bélgica

Tal y como os comentaba en la introducción, Bélgica fue todo un descubrimiento para mí. ¡Me pareció un país de lo más acogedor y las actividades que se puede realizar en él son de lo más variadas!

  • Bruselas es una ciudad cosmopolita y con mucha diversidad. “Capital” de la Unión Europea (es la sede de la mayor parte de sus instituciones), pero también famosa por sus diseñadores de cómics.
  • Viajar a Brujas es definitivamente un imprescindible. Esta pequeña joya de la época medieval, comparada con Venecia por sus canales, es la ciudad más visitada del país.
  • Gante, a media hora en tren de Brujas y de Bruselas, aunque no tan turística, no se queda atrás. ¡Nos encantó!
  • Como decía Marylin, “los diamantes son los mejores amigos de las mujeres“… Pues Amberes es la ciudad para comprarlos, jejeje.
  • Namur fue la gran sorpresa del viaje, una recomendación que nos hizo una autóctona. La capital de Valonia tiene muchísimo encanto.

Si quieres leer el diario del viaje y ver fotos de Namur, haz clic aquí (pido disculpas por mi pésimo uso de mi primera cámara digital).

💡 ¿Sabías que Lucky Luke, los Pitufos, Spirou y Tintin eran Belgas?

 

5. Un poco de historia de Bélgica

  • Por Bélgica, primero pasaron los romanos, los francos germánicos, los merovingios, carolingios… Durante la Edad Media, se acabó fragmentado en pequeños Estados feudales.
  • En los siglos XIV y XV se unen a la Casa de los Borgoña para finalmente ganarse el estatuto de autonomía.
  • Tras perder la Guerra de los Ochenta Años, fue gobernada por los Habsburgos españoles y austriacos hasta conseguir finalmente su independencia en 1830.
  • Bélgica fue invadida por Alemania tanto durante la Primera como la Segunda Guerra mundial lo que impulsó la idea de una identidad flamenca.
  • Tras el conflicto, las tensiones por las diversidades lingüísticas, obligaron a que, en los años 70-80, se reformara su constitución para establecer un sistema federal en vez de un Estado unitario. Hoy en día es una monarquía federal constitucional (con un rey de Jefe del Estado y con un parlamento bicameral).

 

6. La gastronomía belga

Si Alemania es el mayor bebedor de cerveza, Bélgica no se queda corta: ¡Tienen hasta 1100 marcas de cerveza belga! Su gastronomía está muy influenciada por la francesa y el plato nacional es la extraña mezcla de patatas fritas con…¡mejillones! Pero la cosa no se queda ahí que vienen los postres. Los gofres están a la orden del día y hay puestos de ellos recién hechos en cada esquina. Y qué decir del chocolate belga, uno de los más exquisitos del mundo. ¡Es el país perfecto para los golosos!

¿Por qué las patatas/papas fritas belgas son tan especiales y están tan buenas?

Porque les aplican la doble fritura. Tras pelarlas y cortarlas en rebanadas de 1 cm, las lavan para que pierdan su almidón y las secan. A continuación las fríen a fuego lento durante 8 minutos, las dejan enfriar 20 minutos y las vuelven a echar a la sarten, esta vez, con el aceite bien caliente durante otros 3 o 4 minutos. ¡RIQUÍSIMAS!

 

7. Mis viajes a Bélgica

Muero de ganas por volver a Bélgica pero aquí te podrás hacer una pequeña idea de lo que vi en el 2007.