Haz clic en la imagen para comprar tu guía

Capital de Austria: Viena
Idioma: 
Alemán

Moneda: Euro

Haz clic aquí para ver el cambio actual de divisas

Pero antes de nada, dale al Play y vete mentalizándote para tus próximas vacaciones…

1. Mapa de Austria y lugares que ver

Aquí tienes un mapa del país. Al igual que Alemania, está dividida en Bundesland, 9 Estados para ser exactos. Patricia Schultz incluye en el libro “1000 sitios que ver antes de morir” tan sólo 7 lugares que ver en Austria. Te dejo la lista, como siempre, por si le quieres echar un vistazo. 😛

 

2. Vuelos a Austria desde España

Si estás pensando en volar a Viena o Salzburgo, estas son las compañías aéreas para viajar a Austria.

  • Iberia
  • Austrian Airlines

Si lo que estás buscando son vuelos baratos, también tienes las siguientes low cost:

Si lo prefieres, haz clic aquí y compara directamente vuelos a Austria en buscador de Skyscanner entre aerolíneas.

3. El “mítico” Tour Viena – Praga – Budapest

Mi primer viaje a Austria lo hice por libre, intentando justamente hacer el recorrido entre las tres antiguas capitales del Imperio Austrohúngaro y no tuve ningún problema en organizarlo por mi cuenta.

En mi caso, volé a Brno (aeropuerto de Ryanair junto a Praga). Luego, fui en tren hotel hasta Budapest (el tramo más largo) y desde Budapest cogí un bus para llegar a Viena (Me llevó una semana visitar las tres ciudades – 2 días aproximadamente por lugar – y me quedaron ganas de visitar Bratislava…).

Aquí puedes consultar horarios de tren y autobuses. Es muy fácil de organizar y sino siempre puedes ir a preguntar en las estaciones tal y como hice yo cuando ya estés allí.

Durante mi segunda visita al país, viajé a Salzburgo y lo hice desde Múnich en tren (Salzburgo está a una hora y media de Alemania y los paisajes del Chiemsee son magníficos)

💡Aquí tienes dos posts sobre los lugares que más me gustaron de Praga y Budapest por si te interesa. 😉

 

4. Un poco de historia de Austria

Durante la Alta Edad Media, los Bávaros fueron descendiendo Danubio hasta llegar a los Alpes, de ahí que en Austria se empezase a hablar alemán. 

Carlomagno sería el siguiente en conquistar la región y llevaría el cristianismo al país. Durante la Edad Media, Austria pasa a formar parte del imperio carolingio hasta el dominio de los Babenberg durante tres siglos.

En el siglo XIV llega entonces la dinastía de Habsburgo que permanecería en el poder hasta el siglo XIX. Esta casa fue heredando, adquiriendo tierras y territorios que forman parte hoy de los Países Bajos, Hungría y Bohemia. En el siglo XVIII alcanza su apogeo con los reinados de María Teresa I y de su hijo José II, suegro y marido de la famosa Sissi (lo que hayan hecho ellos, nos da igual porque Romy Schneider era tan guapa). Tras las guerras contra Napoleón, nace el Imperio austrohúngaro, último periodo de la monarquía.

El Imperio queda desmembrado tras la Primera Guerra Mundial, poco después se anexiona a la Alemania nazi. Tras la derrota durante la Segunda Guerra Mundial, fue ocupada por los aliados hasta 1955 en la que se le dio la independencia. En la actualidad forma parte de la Unión Europea y zona euro.

 

5. La Cultura en Austria

Desde finales del XVIII se considera que Viena es una de las capitales culturales más importantes de toda Europa. ¡Y es que MozartHaydnSchubertStrauss son austriacos! No cabe duda de por qué Viena es considerada como la Capital Mundial de la música clásica. También destacan pintores de la envergadura de Klimt y Schiele. En el mundo del cine no nos podemos olvidar de productores y directores como Billy Wilder y Fritz Lang. Finalmente, también recordar que el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud es austriaco (y Adolf Hitler… aunque a ese, mejor olvidarlo)

¿Sueñas con asistir al concierto Año Nuevo en Viena?

No es fácil conseguirlo pero por intentarlo… Apúntate en la web de la Filarmónica de Viena entre el 2 y 23 de enero de cada año para entrar en el sorteo para optar a la compra de entradas (de 30 a 1000 euros en función del concierto al que te apuntes). Si te quedas colgado, no te preocupes: en Austria nunca te faltará programación para la música clásica.

a. Gastronomía

Austria tiene un clima alpino. Dos tercios del país están dentro de estas montañas. Para que os hagáis una idea, los coches deben llevar obligatoriamente ruedas de invierno de noviembre a marzo. ¡Toca entrar en calor! Al igual que sus vecinos alemanes, la carne de cerdo no puede faltar pero, tal y como me dijo mi Couchsurfer Stephan, no puedes irte de Austria sin probar el típico Schitzel (un escalope de ternera empanado). Todos los que seáis golosos, también estaréis encantados con este país: las cafeterías y confiterías con exquisitas tartas (la más famosa, la Tarta Sacher) son para perder el sentido.

6. Mis viajes a Austria

a. Viena

Era mi tercer viaje en solitario cuando decidí recorrer por libre Praga, Budapest y Viena en 2011. Fue la última parada de mi recorrido y, aunque confieso que sus grandes aires señoriales, sus tartas y el fantasma de Sissi me cautivaron, no fue lo que esperaba. Quizás porque no es una escapada para presupuestos ajustados. Austria es uno de los destinos más caros de la Unión Europea. Aquí tenéis el relato de mis aventuras durante esos dos días.

b. Salzburgo

Mi segunda incursión en Austria fue durante mi visita a Múnich, durante la Oktoberfest en 2012. Visité Salzburgo en un día y, a pesar del mal tiempo, encontré un concierto de música clásica muy “especial” dónde salvarme de la intemperie.