Y como viene siendo costumbre, vamos allá con consejos, trucos y peculiaridades si vas a viajar próximamente a Escocia.

jardines-princess-street-edimburgo-escocia carlton-hill-edimburgo-escocia1º) Ese país que sigue haciéndolo todo al revés…

Recuerda que el Reino Unido siempre ha sido y será un país de “raritos”. (¡Es broma! :D)
a) Nada de euros. Recuerda cambiar tus euros a libras (lo puedes hacer antes de marchar, en el aeropuerto o in situ)
b) Recuerda que tienen una hora menos. Si son las 12 en España, serán las 11 en Escocia.
c) Acuérdate de que necesitarás un adaptador. Recomiendo llevar una regleta con adaptador en la que podrás enchufar todos tus aparatos a la noche.
d) Conducen al revés: si decides conducir por Escocia, tendrás que acostumbrarte a adelantar por la derecha, jejeje. Si eres peatón, recuerda siempre que hay mirar a la izquierda antes de cruzar. Si vas a coger el bus, cuidadín con las marquesinas. Suelen tener cristal del lado de la carretera o por los dos lados, para proteger a los pasajeros antes viento y marea.

2º) Un tiempo más que cambiante

Los gallegos solemos estar acostumbrados a cambios de tiempo rapidísimos, pero Edimburgo nos gana. Hay un refrán escocés que reza que en Escocia se puede tener en un día, las cuatro estaciones. Lo ideal es vestirse por capas y siempre llevar el chubasquero y el paraguas a mano. Aunque amanezca soleado, puede llover e incluso granizar en el mismo día. ¡Doy fe! Además en Edimburgo suele hacer casi siempre viento.

3º) Castillos para hartarse

Existen unos mil castillos entre Aberdeen y Edimburgo. En mi opinión, tan pronto ves uno, los has visto todos. Recordad que suelen ser fortalezas medievales y en su interior, muchas veces, sólo hay simples reconstrucciones. Eso sí, si sois muy frikis, recomiendo visitar el castillo de Doune, escenario de “Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y sus locos seguidores” de los Monty Python, el “Castillo Invernalia” de Juego de Tronos y “Castillo de Leoch” en Outlander.

braveheart-escocia

4º) La que has liado, pollito, con Braveheart

Tú, todo emocionado, te vuelves a ver Braveheart y Rob Roy antes de irte a Escocia para meterte en el papel y te enteras que Hollywood te ha liado la cabeza. William Wallace era un señor que luchó efectivamente contra los ingleses (y levantó su kilt para mostrarles su hermoso culete) y perdió la vida por la libertad. Por otro lado, tenemos a Braveheart, alias Robert the Bruce que también tuvo sus encontronazos contra los ingleses y fue rey de Escocia después de que muriese su amigo, William Wallace. ¡Alguien tenía que advertiros para que no metáis la pata ya que la mayoría de los escoceses odian la peli de Mel Gibson por ese motivo!

5º) El Gaelico

En la actualidad, apenas un 1% de la población habla gaélico. Es lengua oficial en Escocia y podréis ver cómo los carteles indicadores llevan las dos nomenclaturas: en blanco (inglés) y en amarillo (gaélico). Sin embargo, no es obligatorio estudiarlo en el colegio por lo que muy pocos escoceses serán capaces de deciros algo en este idioma.

cementerio-greyfiars-edimburgo-escocia close-edimburgo-escocia6º) Closes, cementerios y fantasmas

La ciudad vieja de Edimburgo se encuentra alrededor de la Royal Mile. Conserva aún un diseño medieval por lo que os encontraréis con un montón de callejoncitos (la mayoría de ellos bastante oscuros), llamados “Close” de los que se cuentan muchas leyendas: asesinatos, actos de canibalismo y apariciones de fantasmas…. ¡Id mentalizándoos! Estos escoceses se aburrían mucho antiguamente y les encanta las historias macabras y de miedo (de hecho, tenéis varios tours nocturnos por la ciudad con visitas a cementerios incluidas). Dicho esto, indicar que en la Universidad de Edimburgo existe una cátedra de parapsicología y el cementerio de Greyfiars tiene un nivel 3 en la escala de fenómenos paranormales. ¡Como para no creer!

7º) Supersticiones

Existen numerosas supersticiones alrededor de la ciudad.
aº) El corazón ante la Catedral de Saint Giles: escupir por las calles de Edimburgo puede estar multado con 60 libras pero es gratis si lo hacéis en ese corazón que está en el suelo frente a la catedral. Incluso si hacéis diana, dicen que trae buena suerte.
bº) Tocarlos los… pies a Hume: sí, supuestamente, si le tocas los pies a la estatua del pobre Hume, te traspasará toda su sabiduría, ejem ejem. Conclusión: de tanto tocarlo, los turistas le han sacado brillo y ahora el pobre hombre tiene los dedos de los pies dorados.
cº) Frotarle la nariz a Bobby: Bobby era un perro que estuvo toda su vida custodiando la tumba de su dueño que está enterrado en el cementerio Greyfiars así que hay una fuente (para humanos y perritos) con una estatua en su honor a la que los turistas también le están dejando la nariz fina porque alguien dijo que traía suerte…

8º) Transporte

Para bajar del aeropuerto al centro, los opciones más fáciles son el tranvía y el bus. Es muy fácil moverse por la ciudad: hay muchísimos buses y en las paradas suele venir indicado el tiempo de espera (también te puedes descargar la aplicación al móvil). Se compra el billete a bordo (un viaje sencillo o para todo el día) y es necesario entregar el cambio justo. Se entra y sale por la única puerta delantera del bus (por lo que siempre hay que esperar a que la gente baje antes de subir). Los autobuses son de dos plantas. Al bajarte del bus, no te olvides de darle las gracias al conductor, tal y como lo hacen los autóctonos (muy educados, ellos). 😉

scotch-pie-escocia9º) ¿Dónde está la gastronomía?

Aunque pueda parecer increíble, en Reino Unido, e incluso en Escocia, se come bastante mal. El plato nacional es el Fish and Chips (abadejo rebozado y frito con patatas fritas) y el plato típico de Escocia es el Haggis, Neeps and Tallis (una especie de morcilla de casquería de cordero acompañado de puré de patata y de puré de calabaza). El Scotch Pie (una tarta salada de masa brisa rellena de carne picada de cordero) es típica de Glasgow. A la hora de la comida, los escoceses apenas paran para el almuerzo y se conforman generalmente con una sopa y un sándwich. Pizzas, perritos, hamburguesas, comida internacional: nunca os faltará comida basura. Comer no comen bien pero, en los pubs, las pintas de cerveza, el whisky y la música en directo nunca suelen faltar.

museo-retratos-edimburgo-escocia10º) Cultura gratis

Es una auténtica maravilla poder visitar una ciudad histórica como Edimburgo prácticamente de forma gratis. Los parques y los cementerios están abiertos día y noche (hay muchísimos espacios verdes preciosos). Uno de los miradores más bonitos de la ciudad, Carlton Hill, tiene acceso libre. Finalmente casi todos los museos de Escocia son gratuitos (recomiendo encarecidamente la Galería Nacional y el Museo de los Retratos para los amantes del arte y el Museo Nacional de Escocia para toda la familia).

11º) Free Tours

Si queréis descubrir todos los secretos de Edimburgo no dudéis en hacer un tour. Los hay gratuitos o de pago, tanto en inglés como en español, de día y de noche. Basta con recorrer la Royal Mile, en la que se encuentran la mayoría de las empresas e informaros sobre precios y recorridos. Edimburgo es una ciudad muy turística. No tendréis problema en encontrar actividades para disfrutar de ella.

12º) Excursiones de un día

Personalmente decidí utilizar Edimburgo como punto central de mi viaje para luego moverme a los alrededores. Existen muchas opciones para recorrer en un día las Highlands y el lago Ness, las Tierras Bajas y Stirling o incluso Glasgow. En mi opinión, es una forma muy cómoda de conocer los lugares más importantes y no perder el tiempo perdiéndose.

loch-ness-escocia

loch-katrine-escocia

Deja un comentario