Clase Marilyn

Expectativas: salir del avión igual de glamurosa como Marilyn

1º) ¡Cuidadín con la hidratación!

Un problema mucho más común de lo que creemos. La hidratación es vital durante los viajes así que no te olvides de beber. Además es muy frecuente que, por culpa de los malditos aires acondicionados, notes que tu piel y tus labios se resecan así que llevar alguna cremita o bálsamo labial en el bolso siempre puede resultar muy útil. ¡Cuidado también a todas aquellas a las que os entra el frío por la garganta! ¡Viajar con fular puede salvar vidas!

2º) Problemas con la circulación

Tanto si vas en coche, en bus, y – sobre todo – si viajas en avión y tienes muchas horas de vuelo por delante, no te olvides de levantarte de vez en cuando. No sólo será positivo para tu circulación sino que incluso el estar quieto demasiado tiempo seguido puede ser peligroso.

Paralizada Caida

Realidad: así sales tú del avión…

3º) Di no a las ojeras

Ya sabemos que todas queremos estar divinas por si conoces al hombre de tu vida durante el viaje (Modo irónico on) pero mi recomendación es optar por un maquillaje ligero, sencillo más que nada para no parecer un mapache a tu llegada. Un poco de colirio (sobre todo si eres de las que se les reseca los ojos con el aire acondicionado) y un antifaz pueden ser la clave para estar parecer descansada.

Torticolis Cuello

Cómo te queda el cuello después de un vuelo largo

4º) Cuidado a los dolores de cuello

Siempre pensé que era un accesorio de pijos pero desde que llevo mi cojín hinchable para el cuello, reconozco que se ha convertido en uno de mis imprescindibles sobre todo si sé que voy a tener muchas horas de vuelo por delante. No pesan ni ocupan nada y pueden evitarte bonitas tortícolis.

5º) No me sientes higiénica

Los medios de transporte, como bien sabemos, son focos de baterias, de los lugares más antihigiénicos del mundo. ¡Recuérdalo si eres de lo que anda descalzo en un avión! Así que, como toda chica sabe, los kleenex son un imprescindible, las toallitas húmedas una salvación y el jabón líquido sin agua puede sacarte de grandes apuros.

¡Y eso es todo! ¿Algún consejo de belleza más que queráis añadir?

Deja un comentario