Llega el veranito, las vacaciones y seamos francos… ¡Todos queremos encontrar ofertones y viajar!

No es que tenga nada contra las agencias de viajes pero está claro que en Internet, hoy en día, podemos encontrar auténticos chollos. Aún así, ¡no os lancéis a loco! ¡Nadie vende duros a cuatro pesetas! A la hora de reservar tendremos que tener en cuenta varios factores, andar con precaución, si no queremos ser víctimas de un timo. Mola comprar viajes online, pero preferentemente, que sea de forma segura.

 

Viajes Chollos

Cara de felicidad que se te queda cuando el chollo era de verdad (Foto: Internet)

1º)  Muchostimos.com

Seamos realistas. Huye de páginas extrañas que nadie conoce y en las que te piden ya todos tus datos para poder acceder a sus supuestas gangas… Si son páginas o portales de viajes conocidos, páginas de compañías aéreas mucho mejores. Si hay algún problema. Sabrás dónde y a quién reclamar.

En cuanto a los portales de intermediarios, aunque los precios puedan parecer muy apetecibles ojito con las comisiones y tasas varias…

 

2º) Las wi-fis gratis molan y no molan…

Todos nos volvemos locos cuando llegamos a un lugar y hay Wi-Fi gratis. Se ha convertido en un auténtico reclamo en hoteles y restaurantes. Tampoco nos volvamos paranoicos: la mayoría de redes sociales, las tiendas online, las cuentas de correo, el whatsapp son páginas seguras pero desde una Wi-Fi abierta sí puede espiar tus comunicaciones o capturar información, ver qué páginas visitas, qué escribes en un foro… La recomendación es instalar un servicio de VPN (Virtual Private Network) para encriptar tu información cuando te conectas.

 

3º) Los antivirus sirven para algo

Tanto si vas a comprar desde tu portátil, pero sobre todo si vas desde el móvil y desde una tablet, no te olvides de instalar un antivirus que pueda encriptar tus datos y proteger tus equipos.

 

Ciberdelicuentes

Los ciberdelicuentes: todos sabemos que se visten así en casa con 40º para delinquir (Foto: Internet)

4º) Pasarelas de pago seguras

Trata de comprar en páginas que utilizan el código de seguridad “https” (fíjate en la barra de direcciones) a la hora de pagar. Si sólo pone “http”, los ciberdelicuentes podrían estar al acecho.

 

5º) Métodos seguros de pago

Si vas a pagar con tarjeta, habla con tu entidad bancaria para comprobar que tu visa/mastercard tenga un seguro para realizar compras por Internet. Si no te gusta tener que introducir tus datos bancarios en Internet, utiliza tu cuenta de Paypal que además de ser una forma muy segura de pago, te cubre en caso de estafas.

 

6º) ¡Guarda siempre los recibos!

Tras realizar la compra, te llevará unos segundos guardar la factura en tu dispositivo (hazla en el momento, por si no te llega el recibo a tu email). Será de una importancia vital si tienes que reclamar cualquier incidencia.

 

Deja un comentario