Reflexiones viajeras: Yo soy rebelde

El duro regreso Ya se sabía, ya se intuía. La vuelta iba a ser dura. De hecho, ya le tuve miedo al regreso desde el primer día en el que marché. Había hablado con amigos de eso, leído sobre el tema y podía per...