Hoy nos vamos a explorar el hotel balneario Augas Santas en Monforte de Lemos.

habitacion-augas-santas-galicia

Mi refugio en el balneario Augas Santas

1. Ubicación

En mi propósito del año 2015 relacionado con cuidarme más, se incluyó también la visita al Balneario Augas Santas, que se encuentra en Pantón, a 10 kilómetros de Monforte de Lemos.

Lo cierto es que llegar hasta ahí, al no tener coche, fue todo una odisea. Escasos trenes y buses que vayan a Monforte desde Santiago hacía que finalmente tuviese que ir primero en tren hasta Ourense y finalmente en Blablacar hasta el balneario.

Desde mi llegada, el mismo hall del edificio me pareció de lo más elegante y me sorprendió la amplitud de las instalaciones. La segunda planta, en la que se encontraba mi habitación, además de tener pasillos larguísimos, tenía un montón de rincones abuhardillados que, tal y como comprobaría a la mañana siguiente, ofrecen un montón de luz al espacio.

menu-carta-balneario-augas-santas-galicia

Aún salivo recordando estas vieiras…

salones-augas-santas-galicia

Elegantes salones del balneario Augas Santas

sala-juego-balneario-augas-santas-galicia

Sala de juegos del balneario Augas Santas

2. La habitación

Nada más llegar a mi habitación, la sensación de calidez proporcionado de nuevo por el techo abuhardillado y la madera daría la sensación de estar en un refugio de montaña. Bonitos detalles de bienvenida como una pequeña tabla de frutas frescas preparadas para el huésped siempre se agradecen. El cuarto de baño moderno y abierto ofrecía además unos armarios enormes. ¡Todo un palacio para vuestra viajera solitaria!

3. El Restaurante

Al llegar tarde, me dirigiría al restaurante para cenar. El comedor me pareció muy elegante y muy propio para cenas especiales. Me encontraría con un buffet con mucha variedad y productos de calidad (incluso hay una plancha abierta). Si aún así, no os convence nada, también tenéis una carta espléndida de la que afortunadamente pude probar unas deliciosas vieiras a la plancha con vino tinto y puré de patata. ¡Exquisito!

Para los que no quieran retirarse temprano, existe la opción de disfrutar de la sencilla cafetería del balneario, de sus elegantes salones o incluso de su sala de juegos con billares, futbolines y televisión.

balneario-augas-santas-monforte-galicia-3

Un espacio grande y luminoso

monforte-balneario-augas-santas-galicia

Los paisajes que rodean el balneario

A la mañana siguiente, de lo más descansada, descubrí el mejor secreto del balneario de Augas Santas: su remota ubicación da lugar a una paz infinita y unos paisajes verdosos de lo más relajantes.

El desayuno fue también muy completo, con gran variedad de productos en los que destacaría sobre todo la riquísima repostería casera. Lo que fue muy agradable, es que contrariamente a la cena, de día, el comedor es extremadamente luminoso. Mientras desayunaba, pude entretenerme observando a los más madrugadores y deportistas disfrutando ya del campo de golf de las instalaciones, jeje.

comedor-balneario-augas-santas-galicia

Un comedor perfecto para banquetes

4. Las instalaciones del balneario

A continuación, tendría toda la mañana para disfrutar del balneario. En este caso, el balneario sólo os cederá toallas y albornoces. Es obligatorio llevar chanclas y gorros. Para empezar el circuito, como en todo balneario que se precie, hay que pasar por la ducha pero en este caso, se trata de un moderno sistema con infrarrojos que sólo se enciende al pasar. Desde ese primer momento podréis notar, oler y sentir las increíbles propiedades de las aguas sulfuradas bicarbonatadas sódicas fluoradas de este balneario.

balneario-augas-santas-monforte-lemos-galicia

¡Al agua patos!

Los empleados fueron muy atentos y siempre estaban pendientes de todo en el interior del recinto. En la planta principal se dispone de una amplia piscina de chorros, una pequeña piscina de agua fría para hacer contraste, unas camas de hidromasaje y un jacuzzi. Se puede cruzar de un lado al otro cruzando (con cuidado) por un pequeño puente de madera. Finalmente, una de las instalaciones más llamativas es la piscina exterior. A pesar de las bajas temperaturas, el poder disfrutar de aguas termales calentitas al aire libre, rodeando de un pequeño jardín, siempre es agradable.

Si subimos a la primera planta, nos encontraremos con varias saunas y baños turcos, una sala de hielo (con hielo para hacer contraste) y la sala de tratamientos. Las tarifas de este cuatro estrellas son algo más elevadas que las de otros balnearios por lo que tuve que descartar el sumarle el gasto extra de algún tratamiento.

Como cabe esperar, aquel día, los beneficios de las Augas Santas (aguas santas) hicieron que sintiera mi cuerpo como nuevo y además, sentiría la piel muy muy suave.

El Balneario Augas Santas me pareció un lugar muy distinguido y perfecto para desconexión (hasta el punto que se agradece que el recinto sea tan grande para que falle la wifi y la conexión a la red, jeje): ventajas e inconvenientes de que este pequeño oasis esté perdido entre la ciudad de Ourense y de Monforte de Lemos. 😉

 

5. La nota final

Balneario Augas Santas
Habitaciones8.5
Instalaciones8
Limpieza9
Ubicación-Transporte5
Personal8
Precio de los servicios añadidos6.5
7.5Nota Final

Deja un comentario