Warning: file_exists(): File name is longer than the maximum allowed path length on this platform (4096): /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/oy6z9q-sq92drcaqrgy5z2d2uf41s-f3ag-yvxn0t-b3h6asdykl9upzo4zzmb2toy1v0ccyid2vpfsshyo9d9da72z6w7l1f0ouuw8aj--6h341c0yr26dtr0z1tcz5rw2rytmyweew1uuoi3b4dzl3o833y84rjdb49qjsp2c6u7kaizbincvego1npdtfa13i-w85g19ypu6zc-v17uktgdf4x9r1p12rw1k1z5zy1gltoy1v0cczs87zmbs4hxvv0z2gj711pft32y5vgljsk0p5672sv56zg085a02xx7ltr0ywz2lrv97xs4sqpf7p3yo0r0-2qazfjdb49qjso47vy84rf6at9uc3m185o70s-vb09begywzdont1iq5xybb5amz6wetfa53o36e5xz90wcstp23p85vrx-48vba3vxvv0z2gj83vubs3l19u6zls962wo5tzincvwz0dm-vnh6ssbyo32s0tamlnpd1sv27z1rk3u9f30efpb13o8ukpo9320-rzbqat9uc3m17zuf4rhv-0-5czjs56v6asdykb9ycfl69r6uuai5bivxdfimlx6720iq1z62kop9c0145zl4-zxtu2qez4o0dpcvou6zls962vyf03lz9w20rso1r9pguoi3b4szps7v55-nlt2y6vgrq5po1x0dssb6bi1rv4t355y1btbzvsxynpxdf3r3rqlc4xg0rso1r9pf4zdz9zztmtu176yxtyjdb49q-ss1psg1wavxcv2z03u0p50dmai54vg6w1v85zvca0p22322rt1901zfrpaf346bboj82vg703d35wxtm5id2vpf3scxvv0z2aj42daxee2qab9scfs64do in /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/heartbeat-control/autoloader.php on line 7Warning: file_exists(): File name is longer than the maximum allowed path length on this platform (4096): /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/oy6z9q-sq92drcaqrgy5z2d2uf41s-f3ag-yvxn0t-b3h6asdykl9upzo4zzmb2toy1v0ccyid2vpfsshyo9d9da72z6w7l1f0ouuw8aj--6h341c0yr26dtr0z1tcz5rw2rytmyweew1uuoi3b4dzl3o833y84rjdb49qjsp2c6u7kaizbincvego1npdtfa13i-w85g19ypu6zc-v17uktgdf4x9r1p12rw1k1z5zy1gltoy1v0cczs87zmbs4hxvv0z2gj711pft32y5vgljsk0p5672sv56zg085a02xx7ltr0ywz2lrv97xs4sqpf7p3yo0r0-2qazfjdb49qjso47vy84rf6at9uc3m185o70s-vb09begywzdont1iq5xybb5amz6wetfa53o36e5xz90wcstp23p85vrx-48vba3vxvv0z2gj83vubs3l19u6zls962wo5tzincvwz0dm-vnh6ssbyo32s0tamlnpd1sv27z1rk3u9f30efpb13o8ukpo9320-rzbqat9uc3m17zuf4rhv-0-5czjs56v6asdykb9ycfl69r6uuai5bivxdfimlx6720iq1z62kop9c0145zl4-zxtu2qez4o0dpcvou6zls962vyf03lz9w20rso1r9pguoi3b4szps7v55-nlt2y6vgrq5po1x0dssb6bi1rv4t355y1btbzvsxynpxdf3r3rqlc4xg0rso1r9pf4zdz9zztmtu176yxtyjdb49q-ss1psg1wavxcv2z03u0p50dmai54vg6w1v85zvca0p22322rt1901zfrpaf346bboj82vg703d35wxtm5id2vpf3scxvv0z2aj42daxee2qab9scfs64do in /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/heartbeat-control/autoloader.php on line 7

Descubriendo Ámsterdam con amigas

A pesar de la historia que estuvisteis leyendo, volví a Aurich. Y es que por aquel entonces seguía siendo un poco más pobre que ahora y para viajar sólo podía hacerlo con estos intercambios.

Esta vez éramos todo un grupo de chicas de la misma edad y afortunadamente, no tuvimos que pasar por Hannover (¡menos mal!) sino que teníamos que coger nuestro avión en Ámsterdam.  Sólo teníamos dos días para visitarlo todo antes de volvernos para casa así que, a mi gran pesar, tuvimos que descartar los museos (otro destino pendiente para repetir) e intentamos disfrutar de la ciudad al máximo durante esas pocas horas.

canales-amsterdam-holanda

Preciosos canales de Ámsterdam

barrio-rojo-amsterdam-holanda

El barrio rojo de Ámsterdam (Foto: skandal00)

1. El centro de Ámsterdam a pie

Había reservado en un albergue económico, alejado del centro, pero no fuimos capaces de encontrarlo así que, cansadas de buscar, acabamos en un hostal cerca de la Estación Central.

El primer día recorrimos todo el centro de la ciudad: la plaza Dam, las calles comerciales Kalverstraat y Leidsestraat, la iglesia del Papagayo (De Papegaai Kerk)… Disfrutamos de una tarde relajada de paseo y compras.

A la tarde nos perdimos por Nieuwendijk, el área gay de la ciudad y nos recorrimos todo Reguliersbreestraat – una de las calles más antiguas de Ámsterdam -, divertida y sorprendente… ¡plagada de sexshops! A la noche nos introdujimos en el mundo de los Coffee Shops y de la vida nocturna del Barrio Rojo.

En la mayoría de los Coffee Shops el ambiente es de lo más acogedor, tipo pub irlandés. Para los fumadores, os confirmo que en la variedad está el gusto y la gracia reside en saber qué tipo de sensaciones deseáis experimentar. Para los menos atrevidos, también hay infusiones y riquísimas galletas 100% naturales. 😛

En cuanto al Barrio Rojo, creo que aún a día de hoy sigo traumatizada. Una cosa es que te cuenten y otra muy distinta el ver a esas chicas en sus escaparates. No te acabas de creer lo que estás viendo y además no te atrevas a mirar demasiado… ¡Están dispuestas a ligar con cualquiera! Ver a hombres dirigirse sin reparo hacia alguna de las “tiendas” y verles tirar de la cortinilla con el cartel “Ocupado” no deja de ser curioso.

calles-comerciales-amsterdam-holanda

Calles comerciales del centro de Ámsterdam (Foto: skandal00)

mercado-flores-amsterdam-bicicletas

Mercado de las Flores de Ámsterdam (Foto: skandal00)

2. Visitar Ámsterdam en bicicleta

El segundo día, al ser una visita express, el grupo se dividió. Algunas de las chicas prefirieron más relax y seguir con el shopping pero Cristina, Eva y yo, las más aventureras, decidimos lanzarnos a la aventura y…¡alquilar una bici!¡Una de las mejores ideas que pudimos tener!

Las bicicletas para “guiris” tienen un cartel especial para que los demás tengan cuidado con vosotros.

Yo decidí contratar además un pequeño seguro ya que decidimos alquilarla para medio día y menos mal… Iba yo tan feliz con mi bicicleta saliendo de la tienda… cuando me di cuenta de que llevaba casi 10 años sin montar en bici, jajaja. Vale… No se olvida pero cuando no vas muy segura, a lo largo de los canales (muchos de ellos no tienen barandilla), esquivando tranvías, vehículos varios, ciclistas experimentados y peatones… ¡resulta un poco estresante! Para colmo otro detalle con el que no contaba es que las bicis holandesas no tienen el freno en el manillar sino en los pedales. Tienes que pedalear suavemente en el sentido contrario. Si lo haces demasiado rápido, ¡Al suelo! Por encima la bici era muy alta para mí… Como bien dije antes, ¡menos mal que contraté el seguro!

A pesar de todo, os lo recomiendo encarecidamente. El centro de la ciudad es relativamente pequeño. Al final con nuestras bicis en medio día lo vimos casi todo: recorrimos todo Prinsengracht (pasando delante de la casa de Ana Frank), el barrio de Jordaan con sus calles serpenteadas cruzando miles de canales, la Nieuwe Kerk, la plaza de Rembrandt (Rembrandtplein), el mercado de las Flores (Bloemenmarkt)…

Ámsterdam es una ciudad encantadora y para vivirla a fondo, las bicicletas son una manera auténtica para visitarla y aún más si disponéis de poco tiempo como nos pasó a nosotras.

 

plaza-rembrandt-amsterdam-holanda

Plaza Rembrandt de Ámsterdam

4 Respuestas

  1. Zarigüeyo D. (@zdidelphis)

    ¡Qué ganas de montarme en una de esas bicicletas y conocer Amsterdam!

    Responder
  2. sabela

    dios q recuerdos al leer el post!y el hostal!jaja mi madre fue una locura, y en el barrio rojo cuando vimos a la señora esa gorda q iba casi desnuda..puaj eso si los cofee shops m encantaron 😉 y la noche en amsterdam en general habia muy muy buen ambiente

    Responder

Deja un comentario