Era la cuarta vez que visitaba Lisboa así que me fui en busca de experiencias diferentes.

5 cosas diferentes que hacer en Lisboa si ya conoces la ciudad

  • Recorrer el mercadillo de Santa Ana. Se trata de un mercadillo de segunda mano al aire libre. Se encuentra cerca de la Estación de tren de Santa Apolonia, al lado del Panteón Real. Muy vintage y divertido.
  • Recorrer el barrio de Martim Moniz: En ese barrio de Lisboa os encontraréis con inmigrantes de todas las razas y religiones. Os toparéis desde tiendas bengalíes hasta restaurantes chinos. El Mercado Fusao, como su nombre indica, es una oda a “Imagine”.
  • Descubrir el arte urbano de la ciudad: Os encontraréis numerosos muros que el ayuntamiento le ha “prestado” a los grafiteros de la ciudad alrededor del mirador de San Pedro de Alcántara. Además, en las cinco plantas del párking del Elevador do Castelo tenéis una exposición dedicada a grandes nombres del graffiti portugués.
  • Disfrutar del fado vadío en pequeños bares de la Alfama. En Lisboa hay restaurantes en los que escuchar músicos profesionales tocando el fado más tradicional y purista. Sin embargo, en locales de la Alfama también puedes encontrar lisboetas improvisando fados en modo jam session.
  • Disfrutar mucho muchísimo de la gastronomía: En Portugal se come de maravilla. Animaros a su gastronomía y dejad las hamburguesas, las pizzas y los kebabs para otro momento. 😉


Deja un comentario