cola-pachinko-tokio-japon

Gente haciendo colada para jugar al Pachinko

1º) Épocas del año para viajar a Japón

Una de las épocas del año más recomendadas para viajar a Japón es Abril-Mayo, durante el famoso “Sakura” (Cerezos en flor). Nosotros decidimos viajar en otoño y tampoco fue una mala elección ya que los paisajes también son preciosos en esa estación (tonos rojos, naranjas y verdes) y los sitios más turísticos no estaban abarrotados. 😉 El clima es moderado. Si llueve no te agobies, venden paraguas transparentes en todas las esquinas por unos 2 euros (son tan baratos que incluso la gente suele dejarlos por ahí cuando deja de llover).

 2º) No son mi Japan Rail Pass

Antes de salir de viaje es imprescindible que os hagáis con un maravilloso Japan Rail Pass (no se puede comprar en Japón). Con este pase os ahorraréis un montón de dinero y podréis viajar por todo el país. Japón, no es tan caro como nos contaban, pero el transporte sí lo es.

escaparate-comida-japon

Escaparate de comida en Japón

3º) No todo va a ser sushi

La mayoría de nosotros asociamos Japón con el sushi (al igual que muchos guiris asocian España con la paella) y nada más erróneo. La gastronomía japonesa es de lo más sana y variada. ¡Animaos a probar! Además en las puertas de los lugares que ofrecen comida siempre tenéis una muestra (de plástico pero hiperrealista) de qué te van a servir. Comer fuera no resulta nada caro.

Otra particularidad del país nipon, es que existen millones de máquinas expendedoras vendiendo de todo en todas partes. ¡Cuando el hambre o la sed apriete, no temáis, siempre habrá una expendedora! (Una vez que te acostumbras hasta las echas de menos luego).

 4º) Chapurreando japonés

La gran mayoría de japoneses no tiene ni idea de inglés así que llevaos aprendidas unas cuantas palabras básicas para poder comunicaros con ellos. Si encontráis gente que hable inglés, ojito con su acento, jajaja.

Recomiendo encarecidamente que conozcáis a locales (Couchsurfing y AirBnb nos salvaron la vida en ese sentido). Se trata de una cultura bastante diferente y los japoneses son bastante herméticos por lo que es muy útil tener a alguien que os lo pueda resolver dudas.

5º) Mentalízate para probar los chorros y los baños

Ir al baño en Japón es todo una experiencia. Confieso que el primer día no me atreví a darle a ningún botón. ¡Todo aquello me daba demasiado miedo!

Para los que no lo sepáis, en Japón existen dos tipos de baños: modernos o tradicionales (de agujero). En los modernos, la tapa del inodoro suele tener calefacción y no se usa papel higiénico sino que se le da a unos botoncitos que soltarán chorritos de agua y aire para asearos.

comida-japon

Comidita rica en Japón

6º) Tarjeta Wifi

Si tienes un móvil libre merece mucho la pena poder tener una tarjeta Sim con datos por un módico precio aún más teniendo en cuenta que encontrar una dirección en Japón es misión imposible (un gps puede ser de gran utilidad).

 7º) Compras por el barrio de Shimo Kitazawa

Aunque fue un descubrimiento casual nos volvimos totalmente locos con el barrio de Shimo Kitazawa (aunque toda la fama se la lleve Harajuku) que está repleto de tiendas outlet y de jóvenes diseñadores. Si te interesa hacerte con un bonito kimono, en tiendas de segunda mano los encontrarás a muy buen precio.

tanukis-japon

Tanukis

8º) ¡Los michos molan!

A los japoneses les encantan las mascotas en general pero los gatos más. Son símbolo de buena suerte. Otra de las mascotas más comunes son la Tanukis muy típicos de Japón.

 

kimonos-kiota-japon

Kimonos en Kioto

9º) El Japón más moderno frente al más tradicional

Lo que más me llamó la atención de este viaje fue el gran contraste que existe entre el Tokio más moderno con centro comerciales, rascacielos y robots frente a ese esfuerzo por mantener las tradiciones más antiguas como los templos, la ceremonia del té, los kimonos o las geishas.

10º) Máscaras anti-gérmenes

Tanto en invierno como en verano (debido a alergias cada vez más numerosas) es típico ver la gran mayoría de la población con mascarilla lo cual resulta muy llamativo.

metro-tokio-japon

Metro de Tokio en hora punta

  11º) Las aglomeraciones de Tokio

Son millones las personas que se mueven por el metro de Tokio pero intentar cogerlo, en hora punta (sobre las 8h30) es una experiencia que personalmente jamás olvidaré: un montón de gente que se me mueve a toda prisa por miles de pasillos sin que nadie choque ni se toque en total silencio. Los hombres y las mujeres suelen subir en vagones separados y no deja de ser curioso el poder ver cómo hay personas encargadas de presionar con una barra de madera a la gente hacia dentro para poder cerrar las puertas. ¡Increíble!

Otro de las experiencias curiosas es pasar por el famoso cruce de Shibuya al caer la noche ya que es el típico punto de encuentro.

 12º) El club de los fumadores

En Japón se puede fumar pero sólo en las zonas delimitadas en la calle pero también en los locales.

 PD: Recomiendo encarecidamente la lectura de un Geek en Japón (muy interesante para entender la cultura japonesa)

 

 

3 Respuestas

  1. Pablo

    Hola! Unos cuantos comentarios sobre lo que escribes 🙂

    – tarjeta wifi, imprescindible (pre-paid SIM card). Te salva la vida en más de una ocasión (bendito Google maps y translator), sobre todo porque pocas calles tienen nombre en las paredes de las esquinas y porque la gente casi no habla inglés. La que pille yo era por 200MB diarios y dio de sobra (hay que configurar el móvil para que internet no tiré de datos en aquellas aplicaciones menos necesarias)
    – sí vais de hotel, ojo porque muchas habitaciones son para fumadores. Si sois sensibles a eso, podéis pedir en recepción un espray ambientador, aunque no es 100 por 100 efectivo
    – una opción para comer barato es ir a supermercados y comprar cajas de preparados o platos populares como Onigiri (rollos de arroz en variadas formas con diferentes rellenos y envueltos de algas). Dan mucha proteína para todo el día 🙂
    – Japan Raíl Pass, depende. En Tokyo hay una gran red de tren urbano, en la que aceptan el pase, y para moverse entre ciudades es muy cómodo. Ahora, si no te mueves mucho por los alrededores cuando estés por allí, igual sale un pelin más a cuenta ir pillando billetes. Mi consejo, ante la duda, pillalo porque te dará flexibilidad y el acceso al tren será más ágil (además vale para algunos buses y barcos)
    – nivel de japonés, cierto que no hablan casi inglés. Sí vas con tiempo limitado y tienes que aprender una sola expresión elegiría: arigato gosaimass (muchas gracias). Los japoneses son gente muy educada que da las gracias por todo y les gusta que se las des
    – no tengas NINGÚN MIEDO de ir a un baño público. Son gente muuuuuuy pulcra y fue una de las mejores sorpresas. Hasta los baños de las estaciones están impecables!!!
    – no es necesario llevar mucho dinero cambiado. La gran mayoría de los cajeros aceptaron mi Visa debit (no así en Seúl). Incluso en muchos restaurantes os dan toallitas húmedas para limpiaros al final!
    – si perdéis algo, volved al sitio que creáis qué perdisteis dicho objeto. Son gente muy honesta. Yo me olvide mi macuto en el tren y lo dejaron en objetos perdidos en la estación de destino

    Responder
  2. Pablo

    No! Muchas gracias a ti por tus consejos! Especialmente el de la SIM, q que nos salvó la vida en Kyoto cuando tuvimos que reservar hotel en tiempo récord cuando el que teníamos contratado nos falló! :-)))

    Responder

Deja un comentario